Visita a los siete templos

   

Observa los cuatro puntos  por unos momentos y después observa una pared clara. ¿Qué ves?Introducción: Esta tradición consiste en visitar siete templos y hacer un momento de oración en cada uno de ellos. Es un acto de desagravio por la injuria cometida a Nuestro Señor Jesucristo de ser llevado de un lugar a otro para ser juzgado y luego crucificado. Recordemos que Jesús fue trasladado:

  • Del Huerto de los Olivos

  • a la Casa de Anás.

  • a De la Casa de Anás

  • a la Casa de Caifás.

  • a De Caifás a Pilato. a De Pilato a Herodes.

  • a De Herodes a Pilato. a De Pilato al Enlosado.

  • a Del Enlosado al Gólgota.

La visita a los siete templos que hacemos el Jueves Santo tiene como marco histórico el recuerdo de Jesús que fue llevado de una autoridad a otra para ser condenado a muerte. Es por tanto, un acto de desagravio en el que pedimos perdón a Dios por las ofensas que hicimos a Jesús al haberlo traicionado y entregado a las autoridades de aquella época.

Hoy, el Señor, presente en todos los pobres y desposeídos de nuestra sociedad, sigue siendo traicionado y entregado injustamente a la autoridad y también, por qué no decirlo, sigue sufriendo en manos de quienes tienen poder que, sin respeto a la dignidad humana, maltratan a nuestros hermanos injustamente. En esta devoción podemos acompañar a nuestro Señor durante su recorrido ante cada una de las autoridades, reflexionando sobre la injusticia que padeció en todo su juicio, donde fue condenado a muerte.

Al llegar...

Primera visita

Segunda visita

Tercera visita

Cuarta visita

Quinta visita

Sexta visita

Séptima visita

Al terminar
cada visita. . .

 

Acto Penitencial:

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. R. Amén. El Señor esté con ustedes. R. Y con tu espíritu.

Monición: Hermanos, antes de acompañar a Jesús en el proceso que se le siguió para condenarlo a muerte, conviene que cada uno ponga delante de Dios su persona, le agradezca los dones con los que los ha bendecido y confiados en su infinita misericordia le pidamos perdón de nuestros pecados.

(Pausa para el examen de conciencia).

Yo confieso…

Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

R. Amén. Caminamos hacia el primer templo...

 

 

1er. templo “Del huerto de Getsemaní a la casa de Anás”.

Nos persignamos: (+) Por la señal de la santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oremos: Padre, al recordar las injusticias que padeció Jesús ante las autoridades civiles y religiosas, concédenos identificar a ese mismo Jesús en cada uno de nuestros hermanos que siguen padeciendo injusticias y danos el valor para proclamar su dignidad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Leemos: “... pasó Jesús con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un  huerto, en el que entraron él y sus discípulos... Entonces la cohorte, el tribuno y los guardias de los judíos prendieron a Jesús, le ataron y le llevaron primero a casa de Anás, pues era suegro de Caifás, el Sumo Sacerdote de aquel año.” (Jn. 18, 1.12-13).

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María....

Caminamos al segundo templo...

 

2o. templo “De la casa de Anás a la casa de Caifás”.  
Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Leemos: “Anás interrogó a Jesús sobre sus discípulos y su doctrina... Entonces le envió atado al Sumo sacerdote Caifás.” (Jn. 18,19.24)

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María...

Caminamos al tercer templo...


3er. templo “De la casa de Caifás a Pilato”.
Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Leemos: “De la casa de Caifás llevan a Jesús al pretorio. Era de madrugada... Entonces Pilato entró al pretorio y llamó a Jesús y le dijo:...¿Luego tú eres Rey? Respondió Jesús: Sí, como dices, soy Rey...” (Jn.18, 33.37)

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María...

Caminamos al cuarto templo...

 

4o. templo “De Pilato a Herodes”.  
Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Leemos: “Pilato dijo a los Sumos sacerdotes y a la gente: ningún delito encuentro en este Hombre. Pero ellos insistían diciendo: solivianta al pueblo, enseñando por toda Judea, desde Galilea, donde comenzó, hasta aquí. Al oír esto, Pilato preguntó si este hombre era galileo. Y, al saber que era de la jurisdicción de Herodes, le remitió a Herodes, que por aquellos días estaba también en Jerusalén.” (Lc. 23,4-7)

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María...

Caminamos al quinto templo...

 

5o. templo “De Herodes a Pilato”.
Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Leemos:  “Cuando Herodes vio a Jesús se alegró mucho, pues hacía largo tiempo que deseaba verle, por las cosas que oía de él, y esperaba presenciar alguna señal que él hiciera. Le preguntó con mucha palabrería, pero él no respondió nada. Estaban allí los sumos sacerdotes y los escribas acusándole con insistencia. Pero Herodes, con su guardia, después de despreciarle y burlarse de él, le puso un espléndido vestido y le remitió a Pilato.” (Lc. 23, 8-11).

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María...

Caminamos al sexto templo...

 

6o. templo “De Pilato al Enlosado para ser condenado a muerte”
Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Leemos: “Cada Fiesta Pilato les concedía la libertad de un preso, el que pidieran. Había uno, llamado Barrabás, que estaba encarcelado con aquellos sediciosos que en el motín habían cometido un asesinato. Subió la gente y se puso a pedir lo que les solía conceder... entonces, queriendo complacer a la gente les soltó a Barrabás y entregó a Jesús, después de azotarle,  para que fuera crucificado.” (Mc.15, 6-8.15)

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María...

Caminamos al séptimo templo...

 

7o. templo “Del Enlosado al Gólgota para ser crucificado”.
Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Leemos:  “Los soldados llevaron a Jesús dentro del palacio, es decir, al pretorio y llaman a toda la cohorte. Le visten de púrpura y, trenzando una corona de espinas, se la ciñen. Y se pusieron a saludarle: ¡Salve, Rey de los judíos! y le golpeaban en la cabeza con una caña, le escupían y, doblando las rodillas se postraban ante él. Cuando se hubieron burlado de él, le quitaron la púrpura, le pusieron sus ropas y le sacan fuera para crucificarle... Le condujeron entonces al lugar del Gólgota, que quiere decir: Calvario.” (Mc. 15, 16-20)

Rezamos:  Padrenuestro...  Dios te salve María...

 

Oración Final:

Oremos: Padre, al recordar las injusticias...

Señor, tú que por nosotros padeciste el tormento de la cruz y en todo te hiciste obediente para que nosotros alcanzáramos la salvación; te pedimos nos des la fuerza de tu Santo Espíritu para que podamos seguirte obedientes transformando nuestro mundo en la antesala de tu cielo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R. Amén.

Biblioteca Virtual

Ayuno y abstinencia

El Viacrucis

Cuaresma