Mi hijo tiene apenas cuatro años de edad y ya lo metí a clases de inglés para niños, para que de este modo, a su muy temprana edad, ya domine la lengua del mundo, misma que por desgracia millones de mexicanos no hablan, lo que les hace la vida mucho más difícil de lo que ya es.

peligrostv

La razón por la que he tomado esta decisión, además de la de aprender el idioma, es también para alejarlo lo más posible de la televisión, ya que ésta el día de hoy está tomando control de nuestros hijos y llevándolos a lugares donde se derrite lo más preciado que tiene un niño, que es su inocencia.

Cuando nosotros éramos niños, si bien existían algún tipo de programas violentos, estos no abundaban por los canales, como sucede hoy en día, ya que el signo de nuestros tiempos es la pérdida de la inocencia.

Recuerdo las caricaturas que yo veía cuando era un niño, como Tom& Jerry, Don Gato Heidi, la niña de las Montañas, Cantinflas y su vuelta al mundo en 80 días, Los Pica piedra y otras más.

Estas son caricaturas que puedo ver el día de hoy con un ojo analítico y las puedo seguir disfrutando y encontrarlas parcialmente limpias y muy aceptables para los niños.

Hoy en día las cosas han cambiado y las campanas de los tiempos retumban con fuerza  en los cuatro vientos, avisándonos de que vienen tiempos difíciles de una índole muy distinta a la que el mundo jamás haya  visto.

tom&jerry

Hemos de saber que hay cosas muy obscuras en las altas esferas de influencia del mundo, cuyo objetivo es controlar a la población como títeres; sin embargo, para lograr esto tienen antes que entrar en la mente de aquellos quienes tomaran parte en el futuro del mundo, los niños.

Bien decía Séneca que si un león está escondido en nuestra habitación, aunque veamos su garra salir de la cortina, si no sabemos lo que es un león jamás tomaríamos las precauciones necesarias y seríamos devorados en poco tiempo.

Lo mismo sucede con el mal; si no sabemos lo que es y cómo se ve, jamás podremos proteger a nuestras ovejas de los lobos que asechan en la obscuridad.

Es por eso que les pido a todos ustedes, padres y madres de familia, que cuiden de una manera rigurosa el contenido que sus hijos e hijas ven en la televisión, ya que esa plasma que nos hipnotiza como una cobra a un ratón es la llave a la mente de los hombres y mujeres de este mundo.

En particular, les hago un llamado a que alejen a sus hijos específicamente de las caricaturas japonesas, cuyo significado oculto y subliminal viene del mismo infierno para apoderarse de nuestros niños.

Los psicólogos afirman que hoy en día les llegan pacientes de tan solo cinco años de edad, hablando sobre suicidios y deseo de asesinar.

Lo aterrador es que todos estos pacientes tienen un común denominador, éste siendo que todos veían caricaturas japonesas.

anime