Qué satisfacción da el hacer una mejora, una remodelación o hasta un sencillo cambio en nuestra casa, ¿no es cierto?

Es el resultado de trabajo, ahorro y paciencia, pues bien sabemos que hasta pintar un muro implica pasar algunos días de dificultades e incomodidades, por no hablar de los gastos.

Pero así como es muy grato ver el reflejo de nuestros esfuerzos en el estilo y la funcionalidad de nuestra casa, también es sumamente frustrante cuando parte de ese trabajo se pierde; sobre todo si esto sucede por alguna negligencia de nuestra parte.

Y claro, entre mayor haya sido la inversión, más intenso el enojo. Por eso, en este artículo te doy seis ideas para cuidar tus pisos de granito, que sin duda son una de las inversiones más importantes que puedes hacer en tu hogar.

  1. Elimina el polvo y las impurezas

Lo primero que debes hacer al iniciar la limpieza de tus pisos de granito es librar la superficie de impurezas. Con una escoba, o mejor aún, con la aspiradora, retira todos los restos de polvo, pelusa o arena que sea posible; así evitarás que se raye la piedra con los tratamientos posteriores.

  1. Trapea con agua y jabón

En una cubeta, mezcla agua con un poco de jabón líquido neutro; cuida que la mezcla no resulte demasiado espumosa. Sumerge un trapeador o mechudo que no desprenda pelusa y exprímelo muy bien. Al trapear los pisos con esa mezcla no sólo terminarás de lavar la superficie, sino que le sacarás brillo.

  1. Evita los productos corrosivos

Existen muchos productos de limpieza en el mercado que prometen dejar impecable cualquier tipo de piso. Sin embargo, si aplicas productos corrosivos sobre un piso de granito, puedes deteriorar la piedra y hacer que pierda su brillo. Antes de comprar cualquier producto, revisa los ingredientes y asegúrate de que no contenga lejía, pintura ácida, amoniaco o cualquier elemento corrosivo.

  1. Fabrica tu propio limpiador

Para evitar el daño causado por productos inadecuados y de paso ahorrar, mejor elabora tu propio limpiador con un PH neutro. Descuida, que no necesitas ser experto en química. Todo lo que debes hacer es mezclar media botella de agua con media botella de alcohol y ¡listo!

  1. Limpia los accidentes de inmediato

El mármol o el granito son materiales que suelen colocarse en lugares donde los derrames y accidentes son frecuentes, como la cocina, el comedor o la sala. Si derramas café, cerveza, vino o aceite, o si tu mascota tiene un accidente en casa, limpia de inmediato con un trapo húmedo, de preferencia sumergido en la mezcla que te recomendamos en el punto anterior. Si a pesar de eso la mancha no sale por completo, consulta con un profesional antes de aplicar cualquier producto o solución.

Y esto nos lleva al último consejo…

  1. Asesórate con profesionales

Si quieres que tu piso se mantenga tan reluciente y bello como el día que lo instalaste y además sabes que no tienes tiempo, dedicación o paciencia para cuidarlo como se requiere, lo mejor es que te asesores e incluso contrates a un experto en la limpieza de estos materiales. Las empresas dedicadas a la venta de mármol y granito, como Mármoles Arca, pueden asesorarte desde el inicio para dar los mejores tratamientos y seleccionar los productos ideales para la limpieza de tus pisos.